Nanino: con cinco mil empresas tributantes no se puede sostener una ciudad

0
28
imagen de Cortesía
imagen de Cortesía

El presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo, Alessandro Nanino, acotó que el discurso institucional del gremio empresarial de la ciudad seguirá firme en dos aspectos: la ampliación de la base de contribuyentes y el control sobre la evasión fiscal.

Estas declaraciones las ofreció al ser consultado sobre la reforma a la Ordenanza sobre los Impuestos a las Actividades Económicas que fue recibido por el Concejo Municipal de la ciudad, el pasado jueves 30 de marzo

Enfatizó que dicha reforma debe ir acompañada de iniciativas con el fin de recuperar la competitividad económica de la capital zuliana. Aseguró que la actual metodología de cobros de las alícuotas no es comprendida por ninguna fórmula matemática porque, a su juicio, “cualquier persona con sentido lógico puede comprender que con cinco mil empresas tributantes no se puede sostener una ciudad de más de 1 millón de habitantes».

“Los impuestos que se cobran en Maracaibo son el doble de lo que se aplican en otros municipios”, agregó Nanino.

En ese orden, detalló que han realizado estudios comparativos con otros municipios y ciudades, entres ellos: Baruta, Chacao, Valencia, San Diego, Barquisimeto y Puerto La Cruz, por lo que concluyó que en la capital del estado Zulia se aplican las tasas de impuestos más altas; incluso, casi el doble de lo que se paga en Chacao, estado Miranda.

 “Es importante que la sociedad de Maracaibo contribuya en la medida de sus posibilidades al sostenimiento de los servicios públicos porque, no solamente es la actividad económica; también hay inmuebles urbanos, tasa de gas, trimestre de los vehículos y todo ello va sumando. Ese es un trabajo que va a tener que hacer la municipalidad gradualmente; tomando en cuenta las condiciones socioeconómicas de cada persona”, explicó.

Tripartita y salario mínimo

En otro orden, Nanino destacó que el trabajo que está haciendo la cúpula empresarial del país junto a los sindicatos y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la recuperación del poder adquisitivo y del salario mínimo, es muy importante.

Considera que estos encuentros han roto todos los paradigmas de que el empresariado es “la némesis del trabajador”, ya que lo único que se busca es, “que haya una recuperación del poder de compra de la ciudadanía para que puedan satisfacer sus necesidades con los bienes y servicios que el empresariado provee”.

Subrayó que la mesa está centrada en la metodología para determinar cómo establecer el salario mínimo y que estos procesos complejos van a llevar un tiempo prudencial, por lo que “quizás no vaya acorde con los tiempos de la ciudadanía que busca respuestas inmediatas sobre ello”.

Nota de prensa

Lea también: