Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, dijo que la inyección a la banca de 20 millones de euros, anunciada ayer por el régimen, fue tardía.

“No es nada y lo hicieron tardío, porque el mal ya estaba hecho”, dijo el economista en una entrevista radial.

Argumentó que han intentado varias medidas de contención y los créditos indexados “para eliminar ese incentivo a tomar créditos baratos“.

Indicó que la inyección fiscal “es significativa por el peso del Estado en la economía venezolana en términos de generación de bolívares”.

Adelantó que lo que se verá para finales de año será un cierre del tipo de cambio al alza. Además no descartó que el régimen continúe realizando pagos como este a tipo de cambio, hasta la primera mitad de diciembre.

También dijo que podría ocurrir que el régimen frene la emisión en bolívares y pase lo que en otras ocasiones “detiene la emisión de bolívares y se equilibra el tipo de cambio”.

Disparador del dólar

Oliveros explicó, anteriormente, la razón del reciente aumento del dólar paralelo, señalando que este tiene dos detonantes. La primera de ellas es “el crédito barato que ya desapareció con la nueva regulación que sacó el Banco Central”, dijo que esto ocurrió porque las personas lo tomaban con unas tasas mínimas que no se corresponden con la inflación.

“Se cubría comprando divisas, pero ese mecanismo ya no existe por lo que el crédito ha caído 80”, detalló.

Oliveros detalló que el otro disparador del dólar paralelo “son las inyecciones fiscales de bolívares que el Estado le mete a la economía”. Explicó que no se refería con esto al tema salarial, pero sí al pago de proveedores del régimen en la industria petrolera, así como algunos grandes ministerios.

A esto se le pueden sumar las deudas viejas y “al recibir esa cantidad de bolívares, buscan divisas en un mercado extremadamente pequeño. Que mueve en promedio entre 5 y 7 millones de dólares por día.”

El economista señaló que si a estos mercados “de un solo golpe le metes 40 millones de dólares en bolívares, obviamente el tipo de cambio es sensible en esa oferta”.

Argumentó que mientras no haya una solución de fondo para el problema económico, el tipo de cambio seguirá aumentando. “Sin una solución de fondo para la economía venezolana siempre veremos este tema de presión y decrecimiento del tipo de cambio”.

Expresó: “Siempre le digo a la gente que compare cómo estuvo el tipo de cambio el 31 de diciembre de 2018 y como estará en diciembre de este año. También en julio del 2020, más allá de lo que pase en esos periodos”.

Con información de El Nacional