#Opinión | Campañas de desinformación podrían ganar terreno ante cambio en políticas de redes sociales

0
21

En entrevista para Fedecámaras Radio, la directora de Observatorio Digital Probox, Marivi Marín Vázquez, expuso que la restricción del acceso gratuito a la Interfaz de Programación de Aplicaciones (API) podía significar un grave percance a la investigación científica, esto al considerar que “se genera un desbalance mayor en redes sociales”.

La investigadora indicó que, dentro de los cambios promulgados por Twitter, se encuentran varios desaciertos; entre ellos: la restitución de cuentas que promulgan el discurso de odio, generando un crecimiento del mismo dentro de la red social.

“En Venezuela, hay cuentas que habían sido suspendidas y volvieron a ser reintegradas dentro de la plataforma”; detalló.

Marín comentó que actualmente las organizaciones no gubernamentales no cuentan con los recuros para financiar el acceso a la API de Twitter, ya que ni siquiera está disponible de forma pública el acceso al esquema de precios.

Añadió que, si bien existen casos de empresas privadas que han logrado pagar el acceso a esta aplicación, “esta barrera podría significar un problema que aúpe más a los gobiernos autoritarios a la hora de monopolizar el acceso a la información”.

Marín explicó que actualmente los dueños de redes sociales como Twitter, puede que no tengan una noción de lo importante que es la red social para la libertad de expresión; alertó sobre estrategias conjuntas entre los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela para “impulsar campañas de desinformación”. 

Instó a la población venezolana a combatir esta desinformación, no generando la misma cantidad de tweets impulsados por instituciones gubernamentales, sino “generando etiquetas diarias que permitan contrarrestar esta esta versión manipulada de la realidad”.