Proyecto de Min Educación, FAO y Unión Europea promueve dietas saludables con producción de Escuelas Técnicas Agrícolas

0
44

Con el propósito de proporcionar dietas más saludables y diversificadas a niñas, niños y jóvenes del país, el Ministerio del Poder Popular para Educación y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Venezuela, con el apoyo de la Unión Europea, pusieron en marcha el proyecto: Una Agricultura Familiar Innovadora y Remunerativa al Servicio de una Alimentación Escolar más Saludable.

Hasta la fecha, el proyecto, que inició a comienzos de este año, está presente en 15 estados del país en 26 Escuelas Técnicas Agrícolas, ha beneficiado a 6.250 niñas, niños y jóvenes y a más de 200 productores locales. Cinco de estas ETAs se ubican en las comunidades indígenas en Zulia, Delta Amacuro, Amazonas, Bolívar y Apure. En la reunión de Comité Directivo, que se llevó acabó el pasado 1 de noviembre de 2022, la Ministra del Poder Popular para Educación, Yelitze Santaella, agradeció la cooperación con la FAO y la Unión Europea, y sugirió que el proyecto se extienda a todas las ETAs. “En toda Venezuela tenemos 268 Escuelas Técnicas, por lo que podríamos ampliar el proyecto por lo menos a 25 más”, señaló.

El embajador de la Unión Europea, Rafael Dochao, recalcó la importancia de la agricultura local sensible a la nutrición en la alimentación familiar, por sus aportes en nutrientes, y la importancia del trabajo del Ministerio para el Poder Popular de Educación, FAO y la UE. “En conjunto apoyamos a que esos esquemas de agricultura y alimentación escolar crezcan y se fortalezcan”.  

Alexis Bonte, Representante de FAO en Venezuela, por su parte, destacó que el proyecto que se desarrolla en las ETAs, proporciona beneficios a los estudiantes no solamente de las instituciones donde opera, sino también a niñas, niños y jóvenes de escuelas cercanas, el punto circulo.

“Con los alimentos que se producen en las Escuelas Técnicas Agrícolas, también brindamos una dieta saludable y diversificada a alumnos de otras instituciones educativas, entre la que se encuentran los Simoncitos. Además de brindarles una buena alimentación, contribuimos a que se mantenga y crezca la matrícula en esas escuelas. Ayudamos a que sigan educándose”, dijo Bonte.

El proyecto también beneficia a los productores locales, cercanos a las instituciones educativas. Actualmente, gracias a los niveles de producción de alimentos, es posible destinar una parte a la venta en las comunidades cercanas, lo que permite generar ingresos adicionales, tanto para los productores, como para las ETAs, para así asegurar sostenibilidad del proyecto.

Galpones avícolas, hortalizas y “Arepas Estrellas”, En cada ETA hay galpones, en los que se crían gallinas ponedoras, lo que permite incluir en la dieta de los estudiantes huevos, que son gran fuente de proteína animal. Adicionalmente, se suministran árboles frutales y de hortalizas (gracias al apoyo del Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo, que aportó las semillas) lo que proporciona nutrientes indispensables en la dieta de las niñas, niños y adolescentes.

Gracias a la producción de hortalizas, fue posible incorporar en los comedores de las Escuelas Técnicas Agrícolas la estrategia de “Arepas Estrellas”, cuya masa de harina de maíz se les agrega vegetales para obtener un alimento más saludable y diversificado.

Este proyecto también ha recibido el apoyo del Acnur, Unicef y el Programa Mundial de Alimentos particularmente en Falcón, Lara y Amazonas. La viceministra del Poder Popular para la Educación, Nancy Ortuño, indicó que el proyecto, además contribuir con la buena alimentación de niñas, niños y adolescentes, es “moralizante”, porque tiene un alcance amplio, que motiva a otras escuelas y comunidad en general.    

Nota de Prensa 

Lea También: ACNUR afirma que los venezolanos necesitan protección internacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí