«La amistad lo es todo. La amistad vale más que el talento. Vale más que el gobierno»

0
33

Melissa Nahmens y Maria Alejandra Bello nos presentan las mejores curiosidades de lectura en “Qué leerLiteratura para no literatos”.

¿Sabías que la controversia estuvo presente en la vida del químico sueco Alfred Nobel creador de los premios del mismo nombre? El se hizo millonario tras inventar y patentar la dinamita. Pero por su remordimiento de consciencia dejó el 94% de su inmensa fortuna a la creación de una fundación para premiar anualmente a quienes hubiesen beneficiado a la humanidad en las áreas de Física, Química, Medicina, Literatura y Paz, sin importar su nacionalidad.

¿Sabías que la Academia sueca  causó polémica al no otorgar el premio Nobel a Leon Tolstoi escritor de Ana Karenina y La Guerra y la Paz? Muchos consideraban que este autor ganaría la primera edición pero fue ignorado ese año y los nueve siguientes en los que fue nominado.  Tolstoi sigue siendo un referente literario de Occidente, mientras que Sully Prudhomme, el primer Nobel, permanece relegado en un dulce olvido.

¿Sabías que en sus inicios, la Academia Sueca no se basaba tanto en los méritos propiamente literarios de un autor, sino más bien en honrar a las grandes personalidades de su tiempo?  José de Echegaray ingeniero, físico, político y quizás el mejor matemático del siglo XIX español, fue criticado en 1904 por haber recibido el Premio Nobel de literatura. Los escritores Azorín, Miguel de Unamuno, Valle Inclán y Rubén Darío consideraban que las piezas melodramáticas de Echegaray obedecían a fórmulas literarias y estéticas ya anticuadas.

¿Sabías cómo reaccionó Gabriela Mistral, primera latinoamericana en obtener el Premio Nobel de Literatura en 1945?  Ella misma contaría: “Caí de rodillas frente al crucifijo que siempre me acompaña y bañada en lágrimas oré: «¡Jesucristo, haz merecedora de tan alto lauro a ésta tu humilde hija!”, inclusive pidió un abrigo prestado para recibir el Premio. Pero Gabriela Mistral hasta su muerte en 1957, restó importancia al premio Nobel, al que se refería como “eso de Estocolmo”.

¿Sabías que Gabriel García Márquez se sintió incómodo cuando supo que debía ir a recibir el premio Nobel de Literatura vestido de frac? El colombiano consideraba dicha  prenda como portadora de mala suerte. “La única vez que vi a alguien con frac fue a un presidente de la república muerto”. Por ello pensó vestir una guayabera, “el traje nacional de Caribe” y llevar en la mano una rosa amarilla.  Al final solo cumplió con esto último, ya que recibió su galardón en liquiliqui, prenda usada en los llanos colombianos y venezolanos.

«La amistad lo es todo. La amistad vale más que el talento. Vale más que el gobierno. La amistad vale casi tanto como la familia«.

MARIO PUZO

Escucha el audio completo haciendo clic aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí