Un sentido homenaje para María Rivas en»Espacio Abierto»

0
31

María Rivas fue una gran cantautora venezolana de jazz latino, conocida como “la rubia con voz de negra” reconocida por sus canciones como “El Manduco” y “El motorizado”. El pasado 19 de septiembre falleció a causa del cáncer en Miami. En el programa “Espacio Abierto” se le rindió un séntido homenaje con declaraciones de grandes personajes de la música que compartieron con ella como: Elizabeth de Romero, Alejandro Campos, Guillermo Carrasco y Juan Carlos Torrealba.

El músico Aldemaro Romero fue quien descubrió a María Rivas, es por esto que su viuda Elizabeth de Romero comentó que su primera impresión de ella y de su esposo fue que “eran la llave perfecta, con decirles que ensayaban por teléfono, no necesitaban otra cosa”.  Su cariño era incondicional hacia el músico, “fueron algo increíble, realmente fueron padre e hija”. Comentó que recordará a la cantante como “la gran persona que fue, como le decía yo, mi María Asunción no tiene precio. Fue una gran dama, con sus locuras y todo, pero era toda una señora, una belleza de mujer y luego, por supuesto, como la gran cantante que fue para Aldemaro”.

“Mi primera impresión era que ella era una cantante fenomenal, porque además tenía un parecido a mí, que era que los dos somos autodidactas”, comentó el músico, productor y compositor venezolano, Alejandro Campos, quién también declaró durante la entrevista que María Rivas y el tuvieron la particularidad de que en sus vidas no estudiaron música porque “la música fue un regalo de la naturaleza” para ellos.  Su conexión se dio a simple vista, añadió el músico y compositor, quien dijo que su trabajo consistía en estar felices y darle a la gente felicidad. Los rasgos más importantes que destaca Campos cuando conoció a “la rubia con voz de negra”, son su afinación y la manera de interpretar porque “la voz era parte de ella, no había ninguna incomodidad entre su voz y lo que ella decía. Todo fluía de una manera muy directa”. Campos comentó que la gente recordará a la cantante por “su magnífica pasión por la música, por su talento, pero también por el amor que ella le dio a la gente”.

No quiso quedarse atrás el músico, compositor y arreglista  Guillermo Carrasco, para quien María Rivas fue una gran compañera de trabajo con “un talento impresionante y con una voz espectacular”. Comentó que conoció a María Rivas a mediados de los 80, pero en retrospectiva, en sus últimos años la cantante se enfocó en buscar una vibra espiritual y rescata que él se quedará con “su ímpetu y con su extraordinario talento, creo que son la huella que dejó y definitivamente la impronta de su paso por este mundo”.

“María Rivas, además de ser una amiga cercana, era una de estas grandes voces sumamente versátiles que armónicamente se adaptaba a cualquier cambio”, comentó el compositor, músico y amigo de Rivas, Juan Carlos Torrealba, y añadió que era una persona excepcional en todos los ámbitos, de hecho destacó que primero fue admirador de la cantante y después se convirtió en su amigo. “Para mí habían dos Marías, la María amiga, que le gustaba cocinar y echar chistes e imitar voces (…) pero también había otra María que cuando subía al escenario, era así como un caballo brioso. Eran realmente dos personas excepcionales”.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí:


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí