Para el internacionalista Félix Arellano la recompensa ofrecida por el gobierno de Estados Unidos, por la captura del presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) Maikel Moreno, forma parte de una estrategia para mantener la presión sobre altos cargos de la administración de Maduro.

Arellano destacó que la intención de los norteamericanos es demostrar que no están perdiendo el interés en la situación venezolana.

El profesor universitario advirtió que las sanciones personales en contra de funcionarios del gobierno nacional seguirán incrementándose.

“Esas medidas les afectan en el plano personal, porque sus familiares quieren estar en Estados Unidos o países de Europa como España”, dijo.

Caso Alex Saab

A juicio del ex director de la Escuela de estudios Internacionales de la UCV, con la detención del empresario colombiano Alex Saab se evidenció un entramado de ilícitos entre varias administraciones aliadas de Nicolás Maduro.

Arellano enfatizó que el gobierno venezolano no tiene cómo justificar que Saab fuese personal diplomático acreditado en ningún país.

“Jugadores de peso de Rusia, han presionado a favor del personaje. Allí hay intereses iraníes, mexicanos y hasta turcos (…) Vemos un entramado de países, actos ilícitos y corrupción”, expresó.

Se le exige respeto a su inmunidad diplomática cuando jamás ha estado acreditado en ninguna parte, menos en Cabo Verde, recalcó.

Escuche la entrevista completa haciendo clic aquí:



También le puede interesar: