Camara-comercio-maracaibo
Cámara de Comercio de Maracaibo exige dejar sin efecto medidas contra la agroindustria

La ciudad de Maracaibo ha sido sacudida por varios hechos de violencia acaecidos, en menos de 24 horas, varios artefactos explosivos (granadas) fueron arrojados y detonados en distintos establecimientos comerciales e incluso, contra instalaciones de cuerpos de seguridad nacional.

La Cámara de Comercio de Maracaibo rechaza de manera categórica dichos actos criminales y le exige a los cuerpos de seguridad enfrentar la situación con diligencia y efectividad.

El delito de extorsión ha ido creciendo con el paso de los años y aseguran que es evidente el problema que padecen los comercios en el Municipio Miranda (Puertos de Altagracia) donde prácticamente ninguna empresa puede operar sin pagar “vacunas” a grupos delictivos, ante la aparente inacción de los cuerpos de seguridad.

Eventualmente, dicho delito se fue extendiendo hacia la Cañada de Urdaneta hasta llegar a San Francisco. Hoy en día, las bandas delictivas parecieran actuar a lo largo de toda la ciudad de Maracaibo.

“Los empresarios venezolanos, quienes estamos luchando día a día por mantener nuestras empresas (…) ahora además tenemos que agregar el problema de la extorsión. Sin seguridad no habrá la confianza necesaria para producir y comercializar los productos y servicios que necesita una sociedad que también se siente amenazada”

La Cámara de Comercio de Maracaibo ofrece algunas recomendaciones:

1) Reconocer públicamente la existencia de este delito y su magnitud. Los ciudadanos deben saber que no están solos y desamparados ante el actuar de las bandas delictivas que operan en el Zulia. Se debe alentar al ciudadano a denunciar, pese a la desconfianza que pueda existir, garantizando su seguridad personal a la hora de hacerlo.

2) Realizar campañas públicas de información a las empresas y especialmente a las comunidades, acerca de las medidas preventivas (qué hacer para evitar ser extorsionado) y también sobre qué hacer cuando ya se es víctima de una extorsión.

3) Dedicar recursos suficientes, personal capacitado y equipos tecnológicos de última generación a la lucha contra la extorsión. El personal que integra los cuerpos de seguridad debe tener los mejores sueldos y beneficios económicos.

4) Revisar qué estrategias han desarrollado otros países para atacar, disminuir o erradicar el delito de la extorsión.

5) Se presume que buena parte de las extorsiones en Venezuela son coordinadas desde algunos centros penitenciarios del país. De allí que urge al Gobierno Nacional y al Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario el asegurar el control total sobre dichos centros de reclusión para así disminuir el delito de la extorsión.

Además, la Cámara de Comercio de Maracaibo se ofreció a organismos gubernamentales y cuerpos de seguridad para trabajar juntos en hacer de Maracaibo un lugar más seguro.

Lea también: