Comerciantes de Vargas afectados por apagones

0
31

«El 100% del comercio depende del sistema eléctrico, porque se debe cumplir con una normativa legal a través de las máquinas fiscales, por lo que si no hay electricidad no puedes vender. Este panorama se complica todavía más por la falta de efectivo, razón por la cual debes recurrir a las transacciones electrónicas».

La declaración pertenece a Cipriana Ramos, expresidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), quien recuerda que cuando hay fallas eléctricas también se presentan inconvenientes de conectividad porque se caen las líneas telefónicas.

La empresaria explica que los comercios que tienen insumos que requieren refrigeración se ven doblemente afectados por el riesgo de perder su materia prima. «Las fallas eléctricas son muy graves para las farmacias, que venden productos que deben mantenerse a una temperatura ambiente pero, por el calor que hace en Vargas, eso es difícil de lograr».

En el sector frigoríficos y charcuterías la situación se complica aún más, pues por ejemplo el pollo es un alimento bastante delicado y si no se conserva en las temperaturas adecuadas, el producto podría dañarse y poner en riesgo la salud de los consumidores.

«Las fallas eléctricas nos están dañando los equipos y no solo del sector comercio. Cada varguense se expone a perder sus electrodomésticos por los apagones y nadie se hará responsable de reemplazarlos. Reponer un equipo, cualquiera que sea, en esta situación económica es imposible» detalla comerciante que prefirió mantener su nombre en reserva.

Cipriana Ramos, también vicepresidenta de la Cámara de Comercio de La Guaira indica que los empresarios en Vargas se siguen esforzando por cumplir con sus compromisos de pago de nómina, a pesar de las serias dificultades que atraviesan. «Los últimos apagones han afectado sobre todo el este del estado. Pero hay zonas como Playa Grande, donde siempre hay fallas eléctricas».

Los residentes del Litoral Central advierten que además del daño de equipos, las fallas en el servicio eléctrico han afectado la posibilidad de hacer mercado, elemento que se suma a las escasez de productos y a los altos precios.

Manuel Rodríguez, vecino de Caraballeda, expresó que «cada vez son más comunes los apagones en el este. La semana pasada se fue la luz el miércoles y la noche del jueves». Mientras que Ana Domínguez informó que las empresas de telefonía celular no tuvieron señal durante más de 20 horas la pasada semana. Corpoelec informó que las interrupciones se debieron al hurto de un cable conductor en El Junquito.

 

Créditos: El Universal

 

Lea también:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí