Expulsión de Venezuela de la OIT no beneficiaría a ninguno de los actores

0
4

Maryolga Girán, abogada, asesora en Recursos Humanos y gremialista, asegura que la expulsión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) no beneficiará al gobierno ni a los empresarios y trabajadores.

La expulsión es la sanción máxima del organismo y es una posibilidad debido a que el gobierno venezolano no ha cumplido con los requerimientos.

En entrevista para Portales, con Actualidad Laboral, Girán expresó que no se han logrado acuerdo, aunque si se han dado las reuniones. Especialmente porque sin los trabajadores no es un dialogo perfecto. Además, los voceros oficiales del gobierno hacen ver que si han cumplido con las recomendaciones.

Girán ve como positivas las solicitudes de los empleadores de instalar un foro de diálogo social con acompañamiento de la OIT y la designación de un funcionario permanente. Este funcionario velará por el cumplimiento de los requerimientos, y será un recurso para el gobierno, los empresarios y los empleados.

Para la abogada laboral las dos recomendaciones más importantes que se deberían acatar son:

  • Diálogo social: Lo deseable es que las decisiones laborales se tomen por acuerdo tripartido, lo cual no ha sucedido en los últimos 20 años.
  • Libertad sindical: Otorgar libertad plena de los dirigentes sindicales que se encuentran privados de libertad por sus llamados a protestas y huelgas.

Esos dos puntos son los requerimientos principales que le pone la OIT al gobierno nacional para que estén alineados con los tratados internacionales.

Adicionalmente, afirma que para el gobierno venezolano cumplir con los requerimientos de la OIT es el esfuerzo más fácil de realizar para avanzar hacia la legitimación. Sin embargo, manifestó que no sabe si decidirán cumplir con las recomendaciones.

Escuche la entrevista completa aquí:

Lea también: Econométrica: Es posible que exista un ligero crecimiento económico en 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí