Han pasado 5 años desde el fallecimiento de Simón Díaz

0
25

Por: Giovana Trejo

El pasado martes 19 de febrero, se cumplieron 5 años desde el fallecimiento de la leyenda del folclore venezolano Simón Diáz, también conocido como «El Tío Simón». Este hombre es recordado, por toda Venezuela, como un ícono de la cultura de la nación, por sus aportes como músico, cantante y humorista.

Simón Díaz nació el 08 de agosto de 1928, en el estado Aragua. Desde muy joven se sintió muy atraído y fascinado por la música, lo que lo llevó a encontrarse con distintas oportunidades que lo llevaron a ser quien es. En la televisión, presentó un programa llamado “Contesta tío Simón”, quedándose con el famoso apodo con el que será conocido hasta la actualidad.

En el año 1963, grabó su primer álbum como cantante y compositor y, en 1980, fue publicado su gran éxito “Caballo viejo”. Este tema se convirtió en uno de los temas venezolanos más famosos del mundo. Ha sido traducida en 12 idiomas y existen más de 300 versiones. Por otro lado, en 2008, el cantante fue galardonado con el Grammy Latino a la Trayectoria. Y, realmente, estos son solo algunos de los logros que el Tío Simón tuvo a nivel profesional, porque a nivel personal se ganó el corazón de su familia, sus amigos y su país.

En un tributo a la vida y obra de Simón Díaz, realizado en el programa «Espacio Abierto», conducido por Rafael Romero y Nohely Arteaga, la hija del ícono venezolano, Bettsimar Díaz, habló un poco del recuerdo que tiene de su padre cuando era solo una niña. “Yo sabía y entendía que todo el mundo lo conocía… El día que me llevaron a tomarme la foto con San Nicolás, yo le dije que mi papá era Simón Díaz y resulta que el que estaba disfrazado de Santa era un actor amigo de él, por ende, hasta San Nicolás lo conocía”, dijo riendo Bettsimar.

También, mencionó que su padre fue más como un hermano mayor para sus hermanos menores y para sus hijos: “era un aliado y un cómplice de sueños y retos. Yo no recuerdo que mi papá me haya regañado alguna vez. Eso sí, siempre salía con eso de que le preguntáramos primero a nuestra mamá”. Esto lo corroboró Miguel Delgado Estévez, un famoso músico y, por supuesto, gran amigo del Tío Simón.

Yo tengo un lugar muy especial en mi corazón para Simón Díaz y, cada vez que lo recuerdo, lo hago con una inmensa gratitud por su generosidad con mi familia, con mi esposa y con mis hijos. Aparte de eso, él era un genio. Yo le veía cosas y sabía que él nunca estudió teatro y, aún así, era un genio de la actuación”, afirma Estévez. Además, manifestó su admiración a la capacidad de improvisación y gracia que tenía.

Con respecto al proceso de creación de melodías que tenía el Tío Simón, Bettsimar comentaba: «el momento de inspiración de papá era íntimo y natural. Tú no te dabas cuenta de que le estaba llegando algo maravilloso. Eso sí, inmediatamente lo compartía con otros y se iba a grabar. Si no, llamaba a Miguel o llamaba al primero que se le ocurriera para salvar la canción».

Sin duda, Simón Díaz dejó un legado maravilloso de simplicidad y, al mismo tiempo, excelencia. Y, hasta el día de hoy, es recordado como uno de los tesoros más grandes nacidos en Venezuela. «En una ocasión le preguntaron a Jorge Luis Borges qué opinaba de cómo cantaba Gardel, ya muerto Gardel de hace mucho tiempo, y él dijo que cada día canta mejor. Yo creo que, cuando a uno le preguntan sobre Simòn Díaz, uno dice que cada día crece más en nuestro corazón«, concluyó Estevez.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí


Lea también:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí