OGP Cedice: «Venezuela al borde del colapso»

0
4
Observatorio de Gasto Público de Cedice

El Observatorio de Gasto Público de Cedice, predice que «Venezuela está al borde del colapso» en sus servicios públicos.

Cuando arribamos a cuatro meses de la aplicación del Decreto de Emergencia Nacional, debido a la pandemia por Coronavirus, el observatorio deja los datos que arrojó el estudio mensual de los servicios públicos en el país. 

Los datos, indica el informe, se traducen en periodos más amplios de permanencia en los hogares, convirtiendo este último en oficina, colegio, taller y demás roles.

El estudio recoge los datos correspondientes a la segunda quincena del mes de junio 2020

Servicio de agua

En el mes de junio, a 3 meses de aislamiento social por Covid-19, la situación con el suministro de agua no ha hecho sino empeorar.

Según la información recolectada a través de las encuestas en Twitter, el 88% de los venezolanos asegura que preferiría la participación privada en el servicio pues eso podría redundar en mejoras.

En las preguntas abiertas, los ciudadanos destacan que están dispuestos a pagar tarifas más altas, siempre que eso se traduzca en incrementos de calidad en el servicio.

Según un diagnóstico extraído de diversas fuentes, el sistema de distribución de agua requiere, por lo menos, 20 millones de dólares para reacondicionamiento, mantenimiento y mejoras en la infraestructura.

No obstante, las tarifas que cobran a los ciudadanos oscila entre los USD 0,09 y USD 2,05 (según la zona y consumo), de manera que los costos de tratamiento y traslado no son cubiertos por esas tarifas.

Los ciudadanos preferirían pagar más si eso les reporta agua corriente, continua y de calidad; pues la realidad es que el pago real por el agua es mucho mayor, dado que al monto facturado hay que sumarle el costo de los camiones cisternas y los sistemas de purificación, amén del pésimo servicio recibido.

En la segunda quincena del mes, se registraron alrededor de 230 protestas, que rápidamente fueron disipadas por organismos policiales sin respuesta de las autoridades competentes.

Nuevamente, se observa que el servicio de agua es sumamente ineficiente en toda Venezuela.

Servicio de electricidad

Durante la segunda quincena de junio los resultados siguen siendo poco alentadores en materia de suministro eléctrico.

Se reportaron 517 averías a nivel nacional, de las cuales, se conoció que sólo fueron reparadas 132 por su criticidad en las zonas, es decir, sólo el 25%.

Las demás son fallas recurrentes que aún no hacen colapsar esos subsistemas motivo por el cual se pueden postergar.

Esta realidad está generando el incremento de los niveles de estrés en la sociedad venezolana, imposibilitando cumplir esa premisa de repensar el mañana, en este presente tan incierto como peligroso.

A continuación, un mapa de Venezuela, donde se muestran las zonas más afectadas por los constantes apagones, aquellas con suministro relativamente normal (< 1 hora) y las menos afectadas o sin fallas.

Ninguna zona del país posee un suministro de electricidad sin inconvenientes.

Servicio de transporte

Durante la segunda quincena del mes, el servicio de transporte ha mantenido la misma conducta de la anterior quincena.

Tal parece indicar que las medidas sanitarias para frenar la cadena de transmisión por COVID-19 han inmovilizado el sector, generando que aquellos que deben salir por motivos especiales, lo puedan hacer sin mayores contratiempos.

No obstante, la contracción del sector no ha detenido el incremento de las tarifas.

A nivel regional, las rutas largas sufrieron un incremento del 50%, mientras que las tarifas suburbanas y locales un aumento de 100%, todos los aumentos de forma independiente a cualquier ente gubernamental.

Los transportistas aseguran que aunque el subsidio al combustible es de 100%, el precio de los bienes y servicios incrementa cada vez más y ellos deben trasladar esos aumentos a las tarifas que pagan los usuarios.


 Servicio de telecomunicaciones

El servicio de Telecomunicaciones ha tenido un crecimiento sustancial en la demanda de uso y consumo.

Debido al aislamiento social sugerido por la OMS, las actividades laborales y académicas se están desarrollando a través de las plataformas digitales, incrementando la demanda de internet o ancho de banda.

Con el crecimiento de la demanda también lo hacen las denuncias y fallas vinculadas al servicio.

Las operadoras de Telefonía privadas (Movistar y Digitel) han reportado fallas en sus servicios sobre todo en la cobertura, respecto al internet tienen un desempeño medianamente estable pero dado que este se vincula con la señal o cobertura suele presentar fallas, sobre todo en horas de la tarde, debido a la sobredemanda de usuarios.

Según una encuesta distribuida a través de Twitter, el 9% de la población no ha tenido internet desde el mes de marzo, 43% ha reportado 2 o más fallas en el día, pero de resolución rápida y el resto (48%) tiene intermitencia en el día.

Más de la mitad de la población reporta intermitencia en el servicio debido a la sobrecarga de uso y a los inexistentes esquemas de mantenimiento e inversión en las plataformas.


También puede leer: Quiroz: «el gobierno tiene reservas encaletadas, la gasolina de Irán se acabó hace 4 semanas»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí