Para el abogado e investigador del área de Derechos Humanos Migratorios del Centro de Derechos Humanos (CDH) de la Ucab, Carlos Rodríguez Pérez, resulta necesario que España mantenga entre sus políticas, el poder recibir o “solidarizarse” con los migrantes venezolanos; especialmente aquellos que no cuentan con pasaporte vigente.

Recordó que la medida establecida desde 2019, sigue su curso, a pesar de que un informe difundido por la agencia EFE, reveló que la nación ibérica otorgó asilo humanitario a más de 26 ciudadanos venezolanos, en lo que va de 2023.

“Portugal e Italia son los otros dos países europeos que acogen a más venezolanos desde 2018”, agregó.  

Explicó que, en el caso de España, estos documentos se renuevan cada año, e implica, en el caso del asilo humanitario, no regresar al país del que se huye, al momento de no ser acatada la decisión, “se cae en el abandono de la condición protectora por parte del estado de acogida”. 

Para obtener alguna de esas protecciones se requiere presentar una solicitud convincente de se necesita el refugio. Si es rechaza la solicitud, debe solicitar el estatus de residencia temporal.

Explicó que el estatus de refugiado se puede cambiar a otro si se cumplen los requerimientos del país de acogida.

Lea también:

#DeInterés | Test en línea pueden representar un gran peligro