Para el analista económico y financiero, José Ignacio Guarino, es momento de ser “cauteloso” en cuanto a la estimación de proyecciones a largo plazo, ya que le resulta poco probable que se genere una “invasión de liquidez monetaria y escasez de divisas que provoque un aumento o duplique la tasa cambiaria actual”.  

Pese a este escenario, no descarta que, se dé una profunda reducción de consumo durante el último trimestre de 2023.

Desde su posición, Guarino asegura que, con los índices inflacionarios reflejados por el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), no se puede decir que el país “haya salido del proceso hiperinflacionario en el que se encuentra desde hace varios años”.

Al mismo tiempo, recordó que, con la llegada de la temporada decembrina y a las puertas de un proceso electoral, es probable que el Gobierno aumente el gasto público y esto incida y genere “presión” sobre el tipo de cambio.

“La liquidez monetaria y escasez de divisas en el país podrán determinar hasta qué punto se verá afectado el bolívar”, dijo.

Escuche la entrevista completa:

Lea también: Presidente de Acoinva: Trabajamos en la reactivación de la Zona Industrial del municipio