Una zuliana en la cresta de la nube de Google

0
2
Paula Kai´tu Martínez Durán
Paula Kai´tu Martínez Durán

Se trata de Paula Kai´tu Martínez Durán, quien ha sido nombrada recientemente como Gerente de Mercadeo de Google Cloud, en su centro de operaciones para América del Sur localizado en Buenos Aires, Argentina. Esa división del gigante digital brinda servicios de computación en la nube para facilitar las tareas de desarrolladores y empresas. Tal y como lo hacen sus servidores cuando nos atiende con herramientas de nuestro uso cotidiano como Gmail y Drive, pero esta vez con recursos mucho más complejos y sofisticados.

Un largo recorrido de esta zuliana de la etnia wayú desde su tierra natal hasta el epicentro de la tecnología global. “Para mí es un gran privilegio, como mujer indígena, el poder representar a nuestra minoría étnica con logros como éste y así abrir el camino a muchas más niñas wayú”, así se expresa Paula para definir el significado que tiene para ella su nuevo cargo en Google. Ella es una abogada de 38 años, con maestría en Mercadeo y con el dominio de tres idiomas imprescindibles para sus tareas: español, inglés y portugués.

“Mi papá proviene de una familia tradicional del Zulia y el lado de la familia de mi mamá es indígena. Específicamente, mi madre, ya fallecida, fue una importante lideresa indigenista del pueblo Wayú. Mis padres querían ponerme un nombre indígena para que siempre recordara mis raíces. Kai’tu es mi segundo nombre y significa Sol Brillante en wayuunaiki, el idioma de nuestro pueblo. Durante mucho tiempo, luché con mi doble identidad. Pero finalmente he entendido que me hace una persona única y que goza de una ventaja al pertenecer a ambas culturas”.

Google se caracteriza por la pluralidad racial de sus empleados y el tema de la inclusión de la mujer es un sello distintivo a la hora del nombramiento de altos cargos. Ser mujer y ser una indígena venezolana lejos de ser obstáculo dentro de la empresa es más bien un rasgo corporativo.

“Siento la responsabilidad de representar a las indígenas venezolanas y estimularlas para que realicen sus  propios sueños. Por otra parte, disfruto mucho de mi trabajo y del equipo profesional que me acompaña. Me siento súper afortunada de tener la oportunidad de aprender y trabajar con personas que aprecio y respeto. Con ellos, aprendo algo todos los días”, afirma Martínez.

Cada vez más mujeres venezolanas van destacando en espacios profesionales hasta hace muy poco reservados sólo para hombres. Esos entornos laborales tan competitivos y, si se quiere conceptualizados como masculinos, ceden terreno ante la  arremetida de la vanguardia femenina. Ciertamente es una buena noticia saber que ellas llegan más alto en la toma de decisiones dentro de las grandes corporaciones.

Nota de prensa

Lea también:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí