Sistema de distribución de gasolina podría disminuir la producción agroalimentaria

0
25
gasolina - combustible

Alexis Paparoni, presidente de la Subcomisión de Desarrollo Agroalimentario, alertó a la comunidad nacional e internacional que el nuevo sistema de restricción y nuevos precios de la gasolina implementados por el régimen afectará al sector agroalimentario, disminuyendo su producción.

Aseguró que este método podría aumentar aún más el costo de los alimentos e impedir el traslado y distribución de estos hacia los centros de consumo.

«Tomando en consideración la distancia que tienen que recorrer los productores, para movilizarse hacia sus unidades de producción, trasladar el personal obrero y el acarreo de insumos, el cupo de 120 litros por mes es insuficiente”, expresó el diputado.

Paparoni sostuvo que se requieren entre 50 y 40 dólares para llenar de combustible un camión liviano o una camioneta, lo que multiplicado por el número de vehículos de trabajo en las unidades de producción arroja una cifra considerable, que tendrá que ser cargada al costo de producción de los alimento.

El también diputado a la Asamblea Naciona (AN) por el estado Mérida, señaló que ni las condiciones de suministro ni el precio del gasoil han sido establecidos claramente para el sector agroalimentario.

«Esto es sumamente grave, ya que este combustible es imprescindible para la actividad de la producción agroalimentaria”, comentó.

Indicó que las labores de preparación de tierras, de control de malezas, de control fitosanitario, de riego, de cosecha, mantenimiento de pastizales y de generación de energía eléctrica dependen de parte del suministro de gasoil.

En este sentido, el gremialista rechazó en nombre de todos los productores venezolanos la pretensión del régimen de dar acceso a la gasolina con precio preferencial, a quienes se inscriban en la “Plataforma Patria”.

“Oligando al sector productivo agroalimentario a formar parte de un apartheid discriminatorio, que no es más que un registro asociado al PSUV y que ha sido empleado como un mecanismo de control social y político, destinado a traficar con el hambre de la población más vulnerable de nuestro país», agregó.

Además explicó que la destrucción del sector petrolero nacional por parte del régimen, les ha costado a los venezolanos un aumento de la gasolina estimado en cincuenta mil millones por ciento (50.000.000.000%).

«Este aumento no tiene ninguna relación con el salario mínimo actual que es aproximadamente unos 4,66 dólares por mes, aún con la aplicación del subsidio, se necesita más del 50% del salario mínimo mensual para comprar 50 litros de gasolina, comentó Paparoni.

Comparó la relación porcentual del salario mínimo mensual con el costo de 50 litros de gasolina en Hong Kong, que tiene la gasolina más cara del mundo y, con Uruguay la más cara de Suramérica, concluyó en que la relación sería de un 15.11% y 19.76% del ingreso mínimo mensual, respectivamente.

De esta manera, advirtió que dicho sistema de gasolina vendida a precios subsidiados con cupo y gasolina a precio internacional, es una versión energética del sistema cambiario Cadivi, lo cual calificó como un «Cadivi Energético» que a su juicio generará más bachaqueo y mayores ganancias para quienes tienen el monopolio de gasolina.

«La consecuencia de este será un incentivo para que los corruptos activen sus mafias, se apropien de la gasolina barata y luego la revendan más cara en el mercado interno o la sigan sacando de contrabando», expresó.

Mencionó que habrá estaciones de gasolina con precios regulados sin combustible, mientras que las dolarizadas serán las estaciones de servicios con combustible y que esta medida solo traerá más hambre y pobreza al pueblo venezolano.

Con Información de El Universal 

Lea también:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí