Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

nueva evolución, delitos

Tendencia de la colectivización del delito

21/09/2018

Por: Angélica González

Una de las tendencias que se está reafirmando en cuanto a la violencia criminal tiene que ver con la colectivización del delito.

Podría decirse que estas son las dos caras de una misma moneda. Por una parte, es evidente que las bandas y mega bandas se han constituido en un tópico al tratar los problemas de criminalidad en el país. Aunque no existen datos fiables, la percepción es que los delincuentes tienen la tendencia a actuar en grupos de tres o más personas y que la figura del “lobo solitario” está quedando para el recuerdo.

La otra cara de la moneda tiene que ver con las víctimas. Y aquí conviene detenerse un poco más.

Uno pensaría que la lógica más elemental lleva al delincuente a atacar personas solitarias puesto que así le resulta más fácil y menos riesgoso el logro de su cometido.

Sucede sin embargo que los delincuentes intentan a toda costa maximizar la ganancia por su esfuerzo, y se han percatado de que hay ciertas circunstancias en las que se pueden ver favorecidos. Por ejemplo, la semana anterior un oyente de este programa relató cómo un grupo de antisociales asaltó a los usuarios de todo un vagón del Metro en Mamera. Lo hicieron a altas horas de la noche, cuando sabían que la vigilancia policial sería nula, tanto en los vagones como en la estación por la que escaparían, que es la terminal de las adjuntas.

Otro caso relatado recientemente se refiere al robo a los usuarios de una posada turística en Tucacas. Igualmente, los antisociales actuaron amparados por la nocturnidad y favorecidos por el factor sorpresa.

Esta colectivización de la victimización pareciera ir a contrapelo con lo que dicen las cifras policiales. Puesto que las autoridades aseguran que en Venezuela cada vez se cometen menos robos. Pero lo cierto es que cada día el subregistro en cuanto al número de víctimas es más frecuente. Por ejemplo, en estos casos relatados solamente se abre un expediente, de manera que eso queda como si fuese una sola víctima para la estadística oficial. este es un problema que debe ser corregido si en verdad se desea tener una visión clara sobre lo que está ocurriendo con la criminalidad en Venezuela.

Desde el punto de vista estrictamente policial, la colectivización del delito abre una ventana importante para la identificación plena de los perpetradores. En líneas generales podemos decir que mientras más personas se ven involucradas en una organización que actúa al margen de la ley se incrementan las probabilidades de que se filtren las informaciones, se produzcan detenciones y se logre la recuperación, total o parcial de los objetos producto del robo. Por esto es que, nuevamente, se invita a las personas que hayan sido víctimas de estos delitos para que acudan a las autoridades a formular las denuncias correspondientes. Solo de esa manera se puede comprometer a los cuerpos del estado a la búsqueda de los correctivos necesarios.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí